habitantesisla.jpg

Los cinco mil habitantes de la Isla de Pascua están esperando con gran expectativa el eclipse de sol que tendrá lugar el próximo 11 de julio. Este evento astronómico ha concitado la atención de científicos y muchos turistas que esperan llegar a Hanga Roa para disfrutar de ese espectáculo.

Para el día del eclipse se espera que la población flotante de la isla alcance las 10 mil personas, de las cuales se estima que la mitad llegará vía aérea o marítima, lo que preocupa a las autoridades por los problemas de abastecimiento que pudieran ocurrir o también por cuestiones sanitarias.

La alcaldesa de Isla de Pascua, Luz Zasso, dijo que una de las mayores preocupaciones es la posible llegada de la Influenza AH1N1 al poblado de Hanga Roa, aunque en el hospital se está haciendo todo lo posible para impedir la llegada del virus. La jefa comunal espera que el Gobierno y los visitantes tomen consciencia y adopten las medidas necesarias para evitar contagios.

Otra de las preocupaciones de las autoridades es el tema de la seguridad, lo que motivó a que el municipio no autorizara una fiesta que se venía organizando con motivo del esperado eclipse de sol, y la alcaldesa remarcó que mientras no hayan garantías, no se otorgará el permiso.

Ante el descontento de muchas personas la alcaldesa comentó que, “yo he manifestado que estoy en contra y si bien hay muchos que creen que estoy exagerando no habrá autorización mientras no se nos garantice mayor presencia policial, de personal del SAG o de Conaf que permita que no se dañe el patrimonio tangible o intangible de la Isla”.

Via | Emol
Foto | Emol