Uno de los sitios turísticos que se pueden visitar en Chile es el Valle de la Luna, que es un área desértica con formaciones de piedra naturales muy interesantes, que fue declarado como Santuario de la Naturaleza y es visitado por cientos de turistas al año. Este lugar pertenece a la Región de Antofagasta y forma parte de la Reserva Nacional Los Flamencos y de la Cordillera de sal.

valle

Este valle ha sido formado durante miles de años a causa de la erosión del agua y los vientos que han creado diversas formas y colores, desfiladeros y cavernas que atraen a visitantes aventureros con ansias de exploración. Se pueden ver cerros de color ocre o grisáceo y también puntas escarpadas y bajos arenosos. Todo este paisaje le da un toque especial de belleza que no se encuentra en ninguna otra parte.

Una de sus principales características que hacen único a este paisaje es su parecido con la superficie lunar, con su aspecto desértico y majestuoso sumado a los mantos blancos salinos que se encuentran en lagos secos y a las formaciones rocosas, es por esta razón que se le ha dado el nombre de Valle de la Luna, y algo que lo hace mas diferente aún es que ahí se produce en encuentro entre el Desierto de Atacama y la Cordillera de Los Andes.

El clima aquí es muy variante entre el día y la noche, y no existe vida ni humedad en este lugar siendo uno de los más inhóspitos del planeta. Les recomiendo presenciar las magníficas puestas de sol y ver cuando el cielo va cambiando lentamente de color es algo inolvidable y también las hermosas noches de luna llena, con el viento soplando entre las rocas donde podrán apreciar como el valle muestra en silencio toda su plenitud.